+56 45 2318590biocontacto@bioaqua.cl

ÁLVARO BELLO, UNA MIRADA SOCIAL DE LA PROBLEMÁTICA AMBIENTAL

ÁLVARO BELLO, UNA MIRADA SOCIAL DE LA PROBLEMÁTICA AMBIENTAL

alvaro1

Trabajador Social de la Universidad de la Frontera titulado el año 2006, con un diplomado en Planificación y Gestión Estratégica de la Universidad de Valparaíso y graduado hace unos meses de un Magíster en Gerencia Social.

Es Álvaro Bello Carrasco, temuquense que estudió un año Derecho en la Universidad Católica de Temuco pero que debido a su espíritu de servicio heredado de la familia, decide finalmente inclinarse hacia el Trabajo Social. “Desde pequeño participé en los Scouts y eso me cambió la vida. Allí conocí a mis mejores amigos y a mi señora. Ha sido un estilo de vida que me ha marcado, por eso actualmente vivo en el campo donde tenemos más contacto con la naturaleza. Creo que la ciudad es para la mente y el campo para el espíritu”.

Así conversa fluídamente este profesional de 42 años, casado, padre de tres hijos y gran colaborador de una de las más importantes consultoras ambientales del sur de Chile.

image_6483441

EXPERIENCIA EN EL IDER

Cuando estaba en el último año de su carrera, hizo la práctica en el Instituto de Desarrollo Local y Regional de la UFRO, trabajando con Heinrich von Baer y un gran equipo. Recuerda que fue un período tremendamente enriquecedor, porque en esa época también integró un grupo de jóvenes por la regionalización.“La UFRO fue la primera universidad de regiones que hizo un postítulo en temas de regionalización y descentralización junto con la Universidad del Bío Bío. Además se diseñó lo que actualmente es la Fundación Sinergia Regional. El IDER fue una gran escuela para muchos”.

En este contexto, Álvaro conoce al dueño de una empresa que le ofrece hacerse cargo de una sucursal en Concepción. Egresó y ya tenía trabajo en aquella consultora que trabajaba principalmente con gobiernos regionales y municipios. Con familia completa, se traslada por cuatro años a esa ciudad de la octava región. “Hicimos el primer catastro arqueológico del Alto Bío Bío, trabajamos con comunidades del Programa Orígenes de la provincia de Arauco, colaboramos en distintos programa de la Subdere, diversos PLADECOs, con el Minvu en el programa “Quiero mi Barrio, etc”.

alvaro2

DE REGRESO A LA ARAUCANÍA

El terremoto de febrero de 2010 fue el episodio que gatilló el cambio de residencia. Junto a su esposa Lorena y a sus hijos Vicente, Tomás e Ignacio, decide retornar a la tierra natal para comenzar una nueva etapa. Recuerda que estando en Concepción cuando requirió asesoría para un proyecto en gestión de residuos sólidos, Edmundo Muñoz, uno de sus mejores amigos, ingeniero ambiental y fundador de Bioaqua, le  recomienda contactar a Raúl Moldenhauer, con quien a su regreso en Temuco se reencuentra en un partido de fútbol

Desde ese momento, se abre una opción laboral en Bioaqua y comienza a prestar apoyo de gestión en temas de consultoría durante 6 meses. Después tuvo la oportunidad de regresar al IDER de la UFRO, donde asumió durante un año como coordinador ejecutivo del programa “Chile Descentralizado” y en otros proyectos prestando servicios hasta el 2014.

El año 2015 regresa a Bioaqua apoyando como director de capital intelectual, poniendo en valor lo intagible de la empresa y poco a poco Álvaro se fue incorporando como analista social en los temas de gestión de residuos, iniciando su vinculación con el área socioambiental. Actualmente presta servicios en esta consultora pero también realiza trabajos particulares a otras empresas, sobretodo en temas de participación ciudadana.

66471516_1795574863879230_3496604764836200448_n

El ÁREA SOCIOAMBIENTAL

Este profesional divide su área en dos líneas. Asegura que en la práctica Bioaqua realiza declaraciones y estudios de impacto ambiental, donde se analiza la temática de medio humano y que por normativa se exige. En lo genérico, él se vincula con la cuestión socioambiental desde el punto de vista de la investigación a partir de la realización del magíster. “La problemática ambiental al fin y al cabo se concreta en la relación entre los humanos y su entorno; en definitiva la cuestión ambiental termina siendo social y tiene sentido porque existe un vínculo con la relación humano-entorno”.

Álvaro por lo tanto, analiza el impacto que va a generar un proyecto en una comunidad específica, aunque aclara: “Todo lo que hacemos tiene un impacto; el tema es cuánto, cómo, para qué, hasta dónde; y eso depende netamente de la toma de decisiones que pasan por el ámbito político y económico”.

Versión 2

LA SUSTENTABILIDAD SOCIAL

El 2019 Álvaro terminó un Magíster en Gerencia Social, básicamente un nuevo paradigma de la gestión pública. Después de una extensa explicación, este documentado profesional aterriza el concepto de sustentabilidad argumentando que en general se conoce como el ejercicio de que todos podemos satisfacer nuestras necesidades, pero sin comprometer las que involucran a las generaciones futuras.

Según él, la sustentabilidad siempre se ha vinculado a la ciencia ambiental, sin embargo, no sólo a esa área. “La sustentabilidad se cimenta en tres pilares: ambiental, económica y  social; esta última habla acerca de la justicia y equidad. Es decir, aunque algo preserve la naturaleza y sea económicamente viable, si transgrede los derechos humanos ya no puede ser sustentable”. El tema de su tesis “Análisis de la Sustentabilidad Social para el Diseño de Políticas Públicas Locales”, fue aplicado a la ciudad de Temuco. Álvaro fundamenta que analizó estándares internacionales de variables sociales o socioeconómicas y planteó aquellos elementos de la ciudad de los cuales hay que hacerse cargo para hacer una ciudad sustentable desde el punto de vista social.“Es un tema muy interesante y una apuesta personal. No descarto desarrollar esta línea a futuro”, sentencia.

“Yo siento pasión por esta carrera, lo conecto con mi historia de vida, creo que no tiene sentido pasar por este mundo sin dejar un granito de arena como aporte. Me gusta mucho salir a terreno, las actividades grupales, interactuar con la gente”. Y claro esta descripción coincide con la personalidad de Álvaro. Es un tipo alegre, se entretiene mucho en el campo, le gusta cantar y tocar guitarra, disfruta de los buenos ambientes. “No podría estar en un lugar si el ambiente es malo. Me gusta propiciar un buen clima laboral, me nace hacerlo; y aquí en Bioaqua hay gente buena, de buen corazón, algo muy valorable.”

 

“BIOAQUA TIENE ESPÍRITU DE INNOVACIÓN”

66138271_1795575087212541_5425078590075043840_n

Este asistente social señala que Bioaqua tiene un tremendo potencial. “Veo a la consultora como un ‘Spin Off’ de la UFRO; o sea, esa universidad es la principal escuela de los ingenieros ambientales y esta conexión que tiene Bioaqua con la academia de la Universidad de La Frontera es una ventaja competitiva con las otras empresas que trabajan en el área”

Por otro lado, Álvaro piensa que un elemento que le ha agregado valor a Bioaqua es que los profesionales han trabajado con  proyectos en zonas extremas, como en Isla de Pascua, Villa O´Higgins y Cochrane, por nombrar algunos lugares de Chile. “Con el tiempo veo a Bioaqua consolidándose en el tema de residuos, pero también siento que hay muchas otras oportunidades que la empresa deberá empezar a analizar si tomar o no, porque en algún momento el tema de los residuos va a resolverse”. Agrega que este panorama probablemente obligará a asumir nuevos desafíos y decidir ampliar el espectro de la asesoría. “Finalmente creo que los temas de innovación en esta consultora, serán claves para el futuro y que las ideas en esta empresa sobran, así que pueden crearse muchas opciones de trabajo.”

 

Mónica Jara, Periodista BIOAQUA

 

 

 

 

Escribir comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *