+56 45 2318590biocontacto@bioaqua.cl

DANI VENEGAS, LA INGENIERA AMBIENTAL TODO TERRENO

DANI VENEGAS, LA INGENIERA AMBIENTAL TODO TERRENO

IMAG8547

La espontaneidad y simpleza al entablar una conversación, caracterizan a esta joven profesional temuquense de 28 años, risueña y fanática de la naturaleza.

Cuando estaba en tercero medio en un curso de selección del liceo Camilo Henríquez, su facilidad con las matemáticas ya hacían presagiar un buen futuro en una carrera de carácter científico.

Con esas habilidades a favor, llegó el momento de postular a la universidad y claramente la UFRO fue su primera opción, inclinándose hacia una ingeniería; la ambiental finalmente logró cautivarla  y después de seis intensos años de estudio, se titula.

“Hubo un semestre que congelé. Además de un paro en la U, pasamos meses difíciles por una enfermedad de mi mamá y también al final de la carrera me tardé un semestre más en terminar la tesis que debía tener una duración de sólo seis meses; por lo tanto, me demoré un año más en titularme debido a estos dos episodios, pero nunca reprobé un ramo”.

Así, Daniela Venegas Fuentes, actualmente Ingeniera Civil Ambiental  cuenta espontáneamente cómo ha sido su vida desde que obtuvo el título profesional el año 2016.

 

RÁPIDA LLEGADA AL MUNDO LABORAL

IMG-20190718-WA0015

En ese entonces, la carrera le exigía dos prácticas profesionales. La primera de ellas la realizó en la empresa Glover, (ubicada en la localidad de Pillanlelbún) y la segunda en Bioaqua (enero 2015).

Recuerda su llegada a esta importante consultora ambiental, como una verdadera anécdota. “La abuela de mi pololo era vecina de estas oficinas y ella misma preguntó si necesitaban una ingeniera ambiental”.

A contar de ese momento, Daniela se acerca a la empresa a entregar sus papeles y postula a su segundo período de práctica. Con respuesta positiva, inicia entonces este nuevo desafío apoyando en diversas tareas encomendadas durante un mes. Su buena relación con los compañeros de trabajo, facilitó la posibilidad de quedarse a concretar el tema de tesis. “En la U tuve un ramo donde había avanzado bastante en el área del biodiesel, entonces mi idea inicial era retomar esa temática; sin embargo, Raúl Moldenhahuer (gerente de Bioaqua) sugiere quedarme a concretar la tesis aquí”.

Luego de pensarlo bien, Daniela se decide y apuesta por iniciar una tesis con tema nuevo. “Trabajamos en un reactor para estabilización de residuos orgánicos. Con Leonardo Cifuentes, diseñamos e hicimos el reactor para una tonelada de residuos. Creamos el sistema de ventilación, el sistema de recirculación de lixiviados, la estructura, las bombas y válvulas”. Daniela presentó su tesis final en marzo del año 2016, aprobando con distinción máxima.

IMG-20190718-WA0012

AGRADECIDA

Desde ese entonces, esta ingeniera no ha conocido otra experiencia laboral, pues tuvo la fortuna de que al día siguiente de titularse, regresó a la oficina a seguir cumpliendo con las labores diarias. Tras cuatro años en Bioaqua, Daniela valora la oportunidad de continuar con trabajo, porque aunque no tiene puntos de comparación, cree que este espacio laboral cumple con varios requisitos ideales. El buen ambiente entre colegas, las salidas a terreno y la libertad de horario cuando hay emergencias familiares o de salud.

Daniela se siente agradecida por su actual trabajo. Cree que en la oficina todos los días se aprenden cosas nuevas. “El mismo trabajo multidisciplinario, es decir trabajar con ingenieros civiles, con arquitectos, biólogas y geólogos, te va enriqueciendo diariamente”.

Respecto a algún hito o proyecto que la haya marcado profesionalmente, señala que todos han sido de provecho y aprendizaje. Pero recuerda con  mucho cariño la primera declaración de impacto ambiental de la Estación de Transferencia para la comuna de Lautaro. Asegura que lo tomó con mucha responsabilidad, cariño y profesionalismo.

IMG-20190718-WA0019

 

A TODO TERRENO

Dentro de las múltiples funciones que cumple esta joven profesional, figura la elaboración de declaraciones de impacto ambiental, informes, planes de contingencia y emergencia, permisos ambientales sectoriales y descripciones de proyectos, entre otros.

“Salgo mucho a terreno y me he ido especializando en el tema de residuos. En esa línea dentro de los proyectos veo su caracterización, cómo es la composición, tomo muestras de camiones recolectores, clasifico diferentes fracciones, cuantifico cuántos residuos generan las localidades, etc”.

“No me complica meterme a un basural. Los primeros terrenos fueron más difíciles, pero ahora sé a lo que voy. Con mis equipos de protección personal, con la seguridad que voy con guantes, con mascarilla y traje. Estoy acostumbrada a trabajar con vectores cerca; moscas, ratones cucarachas, pájaros. Cada vertedero es diferente.”.

Respecto al panorama del tratamiento de residuos en la Araucanía, Daniela confiesa que desde su mirada profesional aún estamos “Al Debe”. Se está trabajando en buscar soluciones pero claramente no llegarán a corto plazo.

Finaliza contando que en general no planifica mucho su vida a futuro, porque reconoce que ella vive más el día a día. Sólo sabe que actualmente se siente muy comprometida con la empresa, porque Bioaqua le ha dado la oportunidad de desarrollarse y crecer en muchos aspectos como profesional de esta área de la ingeniería.

IMG-20190718-WA0013

Mónica Jara, Periodista BIOAQUA

Escribir comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *