+56 45 2318590biocontacto@bioaqua.cl

LEO CIFUENTES, EL INFORMÁTICO Y HOMBRE DE LAS FINANZAS

LEO CIFUENTES, EL INFORMÁTICO Y HOMBRE DE LAS FINANZAS

leo 6

 

 

 

 

Para este ingeniero de 42 años, nacido en Cunco y amante del campo, las horas del día muchas veces no alcanzan. Sus funciones en esta consultora ambiental del sur de Chile son amplias y variadas, por lo mismo, el tiempo lo aprovecha al máximo entre el trabajo y la vida familiar.

Estudió 5 años ingeniería ambiental pero en el transcurso de esa carrera se dio cuenta que le gustaba más el área de la informática. Entonces comenzó a hacer ayudantía en computación a sus pares ambientales, luego de darse cuenta que la formación académica de esa ingeniería estaba destinada a optimizar procesos industriales para conseguir menos contaminación, en ningún caso se convertiría en un “salvador del planeta” como lo pensó iniciando la universidad.

Con este panorama mucho más claro, toma la decisión de volcar sus estudios definitivos a la informática, área para la que tiene muchas aptitudes.

Así, Leonardo Cifuentes Suazo, actualmente Ingeniero de Ejecución en Informática, con un MBA en Finanzas Corporativas, recuerda sus inicios como profesional y cuenta cómo ha sido su vida laboral y personal durante estos últimos años.

UN ACCIDENTE QUE LE CAMBIÓ LA VIDA

Leo-4

 

 

 

 

 

 

El año 2007, cuando justamente estaba postulando a su primer empleo al Ministerio de Obras Públicas, sufrió un grave accidente en moto, que pudo costarle la vida. Chocó de frente con una camioneta  quedando con múltiples fracturas en el cuerpo. “En ese entonces había egresado de informática y estaba escribiendo la tesis; tuve que dar mi exámen con muletas y asistir a  la ceremonia de titulación en silla de ruedas. Sin embargo, tengo que decir que lo mejor que pudo pasarme en la vida fue aquel accidente”. Y claro, para Leonardo este traspié traería consecuencias radicales. Confiesa que además de aprender a valorar su vida, maduró mucho como persona y además el destino le permitió conocer a su futura esposa, en aquel entonces enfermera en la Unidad de Traumatología del Hospital Regional, donde estuvo internado casi un mes. “Formamos una hermosa familia. Las dos maravillosas secuelas del accidente son mis hijas Camila de 7 años y Francisca de 4”.

EXPERIENCIA LABORAL

Durante los diez años que estuvo en la Universidad de La Frontera de Temuco compatibilizó los estudios con el trabajo. Partió siendo alumno ayudante en Introducción a la Computación y en el ramo de Computación Aplicada; además trabajaba en el Laboratorio de Informática de la UFRO. Paralelo a ello, quedaba tiempo para estar a cargo de un grupo de scout, donde se inició a los 12 años. Se mantenía siempre ocupado y pensando inquietamente acerca de su futuro laboral. Este organizado y perfeccionista hombre informático tuvo que sortear varios obstáculos antes de llegar a Bioaqua, empresa donde hoy es un pilar fundamental. Recuerda que en el período en el que estuvo en proceso de recuperación para volver a caminar (13 operaciones en un lapso de 3 años), después de su fallido ingreso al MOP porque aún usaba bastón, calificó para trabajar en Everis, empresa de software que exigía viajar a España para capacitación, cuestión imposible de concretar por tener que someterse a nuevas intervenciones quirúrgicas. Así fue como con ingenio y mucho esfuerzo, sobre una silla de ruedas, decidió instalarse en casa con un taller de reparación de computadores. “Compraba repuestos y arreglaba PC. Lo hice durante un año hasta que un día Raúl Moldenhauer (su amigo Ingeniero Ambiental, dueño de Bioaqua y compañero de universidad), me pidió hacerme cargo del área financiera de la empresa, donde yo había prestado servicios computacionales e informáticos desde sus inicios”. Desde entonces, hace 11 años Leonardo Cifuentes es el encargado del área administrativa. Es el hombre de las finanzas y nunca ha dejado de atender la plataforma informática. Un multifacético de tomo y lomo porque además su curiosidad lo ha llevado a trabajar en modelación digital, en Photoshop, en AutoCad, pilotear el dron y manejar la mayoría de los equipos tecnológicos de la empresa. “Estoy feliz en Bioaqua, donde soy empleado pero también actualmente socio. Creo que es un muy buen lugar para trabajar”.

Leo 5                               leo 8

Me gusta mucho lo que hago. Salgo harto a terreno, además veo temas administrativos, de personal, de logística y participo en etapas de levantamiento de información de distintos proyectos que nos hemos adjudicado”. Por lo mismo confiesa que le cuesta imaginar otro empleo, simplemente porque en esta empresa hay espacio para crear. “Soy Bioaqua, 24/7 y a veces para la familia es difícil. Trato de compatibilizar los horarios porque a veces tengo que moverme a terreno por varios días. También lo más complejo es el tema de las vacaciones porque me cuesta desconectarme totalmente. Me autoexigo demasiado, pero creo que mi entorno al final del día me entiende”.

“SUEÑO QUE SEAMOS UNA EMPRESA RECONOCIDA”

leo 9

 

 

 

 

 

 

 

Sin duda este profesional tiene una aspiración muy clara. Desea que Bioaqua sea reconocida como una empresa más grande. Aún cuando es categórico en decir que “todavía somos una empresa pequeña, pero que hace cosas grandes”, y “eso me encantaría que fuera reconocido”.

Leonardo cree que Bioaqua podría crecer en infraestructura, en capital humano, con más profesionales pero eso sí nunca perder el “espíritu laboral”, donde existe un grato ambiente familiar, con mucho compañerismo, solidaridad y sin competencia entre profesionales. Explica que aquí todos trabajan por un bien común y que la empresa se mantenga a través del tiempo, lo más difícil para una consultora. Considera que Bioaqua tiene una presencia importante a nivel nacional. Es difícil incluso estar en la  región y no en Santiago por un tema logístico, pero considera que eso le da pimienta y sal a este proyecto. Desea que la empresa actúe como referente para la opinión pública; que los medios de comunicación le pregunten a Bioaqua temas de contingencia ambiental. “Contamos con un equipo de profesionales de élite y un capital humano de primer nivel”.

Mónica Jara, Periodista BIOAQUA

Escribir comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *