+56 45 2318590biocontacto@bioaqua.cl

MARINA SOBARZO, MOTOR CLAVE DE LA OFICINA

MARINA SOBARZO, MOTOR CLAVE DE LA OFICINA

Marina1

Nacida en Temuco, durante su infancia también vivió en la comuna de Padre Las Casas y sólo después de casarse se traslada durante una década a la ciudad de Concepción, región del Bío Bío.

Es la tercera de cuatro hermanos y luego de salir de cuarto medio del liceo Pablo Neruda, ingresa a estudiar Ingeniería Forestal en la Universidad Católica de Temuco; sin embargo, el embarazo de su primer hijo interrumpe estos estudios que nunca retomó para dedicarse a la maternidad.
Sencilla, directa y cordial.

Así es esta mujer de 43 años, hoy estudiante de Ingeniería en Administración de Empresas en la Universidad Autónoma y motor clave de Bioaqua. Y es que Marina Sobarzo Villa, cumple un rol importantísimo en esta consultora ambiental, no sólo por sus múltiples tareas como secretaria, sino más bien por la función de “mamá” propiciando siempre un ambiente familiar en la oficina.

BIOAQUA, LA UNIVERSIDAD Y LOS SCOUTS

PHOTO-2019-08-01-10-26-04

En noviembre del año 2013 ingresó a trabajar a esta consultora. Su amistad de muchos años con Leonardo Cifuentes la acercó a la  empresa, que en ese entonces requería una secretaria administrativa. “Al principio mis funciones eran contestar el teléfono, recibir público, comprar pasajes, ver temas de movilización, cosas más bien básicas”.

Sin embargo, con el tiempo poco a poco resurgió en Marina la inquietud de volver a estudiar. Eso ocurrió el año 2016 cuando ingresa a la Universidad Autónoma de Chile sede Temuco a la carrera de Técnico en Administración de Empresas. Al terminar los cinco semestres y ya titulada en octubre del año pasado, toma la decisión de continuar estudiando para sacar la ingeniería. Confiesa que tiene una buena base científica y habilidades con las matemáticas por lo que siente que esta especialidad era su camino. Ha aprendido de áreas como recursos humanos, marketing, contabilidad, finanzas y por supuesto del ámbito administrativo.

Un camino que no ha sido fácil recorrer, porque es madre de dos hijos, Bruno de 20 y Camila de 15, trabaja todo el día y estudia por las noches. Además, los días sábado hay tiempo para una de sus pasiones: ser guiadora de manada en el grupo scout “Newen Tremu”, sector Ganaderos de Temuco.

Por otro lado, y a raíz de una fibromialgia, necesita también hacer ejercicio físico; por lo mismo intenta asistir regularmente al gimnasio a practicar body combat. “Para todo lo que hago, requiero mucho empeño y sacrifico, pero creo que cuando uno quiere y se propone hacerlo, se puede.”

AVENTURA INOLVIDABLE

Hoy sus funciones en Bioaqua son más amplias y por lo mismo, ha asumido también otras responsabilidades. Colabora directamente con Leonardo Cifuentes en las labores administrativas, financieras y contables.

Sin duda una de las misiones de trabajo más emocionantes fue el año 2015 cuando viajó por primera vez a Isla de Pascua para presentar los papeles de una licitación. “De partida nunca me había subido a un avión y como fui sola me sentí bien atrevida (ríe). Fue una muy linda experiencia”.

Otro proyecto inolvidable fue cuando los profesionales estuvieron a  cargo del proyecto “Diagnóstico de Impactos Socioambientales de Vertederos y Plantas de Tratamiento de Aguas Servidas en la Región de la Araucanía”. Recuerda que estuvo preocupada de la alimentación y logística de cada una de las salidas a terreno. “Los profesionales trabajaron muy duro recorriendo toda la región y siempre estuve pendiente de los detalles que requerían. Aprendí mucho y creo que quedaron muy conformes con mi trabajo en ese proyecto”.

 

Rapa Nui                                          Rapa Nui 2

“MAMÁ MARINA”

Cuando llega a esta empresa y el gerente le pide hacerse cargo también de mantener un ambiente hogareño en la oficina, para Marina no fue tarea difícil. En general, donde ella sociabiliza, tiende a adoptar un rol maternal y de servicio a los demás. “Asumí muy contenta ese rol, de hacerme cargo de cosas domésticas que me gustan. Trato de propiciar el ambiente familiar y que todos se sientan gratos; me hace muy feliz”.

Marina cree sinceramente que en esta empresa trabajan profesionales de muy buen nivel pero lo más importante, es que son buenas personas. Una combinación que según ella los hace integrales y eso se valora mucho porque contribuye a generar un grato ambiente. “Todos aportamos a que el clima laboral sea así; que nos preocupemos el uno por el otro, que celebremos los cumpleaños, que las reuniones de los días lunes sean con ricos desayunos”.

Marina señala que este espíritu lo ha ido fomentando Raúl Moldenhauer, gerente de Bioaqua, agregando que “a él le gustan esos detalles para que la gente trabaje cómodamente y se sienta a gusto en la oficina”.

Termina contando que no le gustaría buscar trabajo en otra parte. Desea que Bioaqua siga creciendo y ella continuar colaborando aquí más involucrada quizás en el área administrativa cuando ya obtenga su título de Ingeniera en Administración de Empresas en diciembre del 2019.

Bioaqua

 

Mónica Jara, Periodista BIOAQUA

 

Escribir comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *